Surge a partir del deseo de ayudar a la comunidad educativa a vivir cada momento importante de la vida del Colegio. Trata de cuidar los tiempos litúrgicos, expresar de forma adecuada a cada etapa el objetivo pastoral del curso y de diseñar armónicamente la decoración de los espacios comunes.